Antropoagonía

I.

Caigo
en el más llano desierto
en el más eterno tormento
en la más oscura caricia
en el más profundo silencio.

Ni mis llantos ni mis angustias
escucho aquí en el abismo
ni las lágrimas surcando
los caminos del agobio.

Miro yo hacia arriba
. ……..y desde arriba
veo infinito el cosmos
e infinitos los sollozos
de una aun más dura pena.

Caigo
en el frío fluvial de invierno
en el árbol del cerezo
en el más profundo silencio
pues arriba en la esperanza
un tenue suspiro yo siento

Un suspiro inmaculado
un fervor esperanzado
un suspiro que arriba
aún persiste a la vida.

Y caigo entonces
…………de nuevo
en el más profundo silencio
pues el tenue suspiro que siento
es el mío que viene cayendo.

II.

Quiero dormir anidado
al seno del tumulto
en una célibe aura acostado
debajo de este mundo.

Y quiero vivir en paz
y de esta vida morir tranquilo
borrar de una botella la faz
del más cálido y dulce vino.

Y callar,
con el vacío como mi único amigo,
solo, abismado
en el mutismo callado.

III.

Una hoja bastaría
cayendo suave al estero,
para acurrucar la humanidad,
……………….bastaría sólo una
una ya en este río
para dormir una ciudad.

Una hoja rosa solamente
……….y envuelta en sinceridad,
caería al abismo
y al celaje otoñal.
Mas encima de la muerte
bastaría su hermosura
y de su piel esa textura
para mi vida inerte quitar.

Una hoja bastaría
delicada volando iría
bastaría una, para quitar
de una vez esta vida mía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s