La ventana al recodo

Después del cristal que quiebra el sonido
cuento los resquicios en la vereda donde
en algún tiempo deambuló esa sombra que te sigue.

Una fisura para el silencio que ha quedado
una fisura para ocultar mi sangre descontrolada
una fisura para olvidar la vía de regreso
una fisura para tragar la ternura que aún vuela
una fisura para el recuerdo que transita por la berma.

……….¡El FINAL DE LA CALLE!
¡No hay más hendiduras donde
esconder el dolor que aún presiona la ventana!
¡UNA MÁS!
……….¡Una fisura más!
¡Un resquicio donde enterrar tu estúpido andar perdido
que se va sin volver al llegar la sombra de esta puta esquina!
¡Uno más!
¡Una fisura para nunca caminar sin caer en los
recuerdos de mierda que hay que borrar!
Sólo uno más, una grieta pequeña
para poder olvidar desde este lado del cristal.

Anuncios

2 comentarios sobre “La ventana al recodo

  1. Me gustó bastante este poema, más que muchos de los otros, como que se siente el sentimiento (valga la redundancia).

    Muy bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s