El Tango

Me re-mata la Milonga
el rectángulo principal y la mano
en la espalda
es que en mis tiempos ¡qué atrevido!
La secta que fue ese tiempo no tuvo Milonga

Su moral ¿Qué moral? Dos morales
Dos son mías dos de nadie, dos,
te las ofrezco, dos para ti

*Esos muertos viven… en el tango*
¡Qué acordes viven aquí! Dónde queda el
tiempo ya no es
mi problema
*el hombre dura menos que la liviana melodía*
el hombre y su moral descompuesta es
el eco abandonado de una ciudad. Grafitis
y milonga y muerte. El tango me respira.

¿Por qué frotar las venas y morir?
el violín se frota con la simpleza
con la que el hombre se hace nada
*Una mitología de puñales lentamente
se anula en el olvido*

Por qué? Por qué ah?
el tango si no mata no es tango. Esto
es muy la relevancia ¡El dos por cuatro es lo que mata!
Si no lo entiendes lo sientes
si no lo sientes lo bailas
si no lo bailas lo mueres

Esto de estar muerto es una maravilla, de este lado no se baila una música, sino una asesina, el hombre se descuartiza en cada refilada, acá es donde las morales se desnuclearizan y mueren junto al hombre y su falta de rebeldía Por qué Por qué me revives bandoneón No es mi intención yo sólo soy Milonga soy vida a piacere la vida que nunca tuviste ¡Infeliz!


Al hombre de hoy le falta
el narcotráfico de acordes le falta
la ultrapoesía de un ocho adelante le falta
*un puñal y una guitarra*
le falta mirarse a los ojos
y decirse Hey!
esto está mal
aquí falta Milonga.

O un beso al apretarla contra el cuerpo
en el baile que lo dilata. El sexo en el fuelle
del bandoneón – o bien la chispa
con la que los tacos friccionan la pista de baile.

Pero en el día a día todos esperan
el noche a noche
y cuidado con salirse de los límites
que mañana será de día

El hombre nos da la instrucción
el tango es la receta
para desobedecer y ser más que hombres
yo quiero ser bandoneón o piano o violín, sí, yo quiero sólo los límites de un compás, sí, yo quiero, sí, yo quiero Tango, sí Tango y Milonga, sí, yo quiero

Francisco, aceptas este baile como tu esposo, en el bienestar y bienestar, en la muerte y muerte, hasta que el hombre los separe?
— Sí, acepto!
— Los declaro Sensualidad y Milonga.

Lo declaro Tango
el hombre se ha visto forzado
y se ha declarado insensible

*¿Dónde estarán aquellos que pasaron
dejando a la epopeya un episodio?*

Se esconden no por cobardía, no ellos no,
se esconden porque ya no tiene sentido
mostrarse, no tiene, no, al hombre insensible
no tiene sentido mejor es bailar
mostrarse al Tango
desnudarse para la poesía y desnudarla
a ella Bailar
presionar sensual su mano a la
altura del hombro y de ahí
ya no hay límites.

*EL TANGO CREA UN TURBIO
PASADO IRREAL
QUE DE ALGÚN MODO
ES CIERTO*

Se hace presente tiempo presente
a este lado de la muerte
la maravilla de respirar
a través del bandoneón
y su música y el frote del crín
me re-mata y a seguir muriendo
o viviendo más allá del tiempo.
A este lado están
los que fueron buscados en las ciudades
los que se perdieron y murieron
en el Tango.

*En la música están, en el cordaje…*

Los versos entre astericos le pertenecen a J.L Borges.
Anuncios

Un comentario sobre “El Tango

  1. me encantó, me emocioné y tú sabes que no sé mucho poesía. Pienso que me falta esa sensibilidad. Bien muchacho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s