Cuento sobre ciudades

Un sábado cualquiera por la tarde, se abrió el cielo con estruendos y cayeron ciudades desde lo más alto del pódium. Cayó Concepción, Iquique y Valdivia. Luego se vino encima la capital, acompañada, un segundo después, por Valparaíso. Todo ese día estuvieron cayendo las urbes, una tras otras, desde las más grandes hasta los pueblos. Los artículos y las preposiciones invadieron el área, conectando las ciudades unas con otras como rutas. Usaron la artillería pesada que son los adjetivos. Al caer la noche, planté yo los sustantivos y la puntuación, creando así este cuento incierto sobre ciudades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s