Violín

Paseo Ahumada. Tarde-noche. Violinista caja en suelo, cuello arqueado setenta y cinco grados. Suena brillante, diabólico Paganini. Frote sensual del crin, docilidad, olor a pecantilla. Cantabile in D-maggiore. Caja abierta, propina nula. Debí tocar Vivaldi. Señores pasando, no hay respuesta, solo bolsas. Debí tocar Bach. Gente inculta, populacha, sin gusto. Violinista aumenta volumen. Arco chilla lioso. Violín llora. Si no es amado, que los deje sordos.

Anuncios

Un comentario sobre “Violín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s