La nueva mañana (2)

Estos últimos días las mañanas
son como resacas infernales
ya no se venden los laureles
como los dioses hubieran querido
alguien riega el suelo con rostro mustio
los tomates se pudren bajo cielos de Monet.
¿En qué stand escribiré esta mañana?
desde ninguno se ven personas verdaderas
ni un espejo trizado con uñas
para ver el transgénico en el que me he convertido

Ya el tiempo se transforma en teclas de piano
cuánta gente ha muerto percutiendo
con sus respiros como martillos
algunos no somos más que sogas para los
débiles piel de pastor y ojos de oveja
¿Dónde estaban ellos cuando los números
dejaron de contarse a sí mismos?
yo tiro a dos bandos soy de los dos
yo soy soga suicida y zorzal renacido
quizás estuve asustado del tiempo
tal tomate del perro tiñoso
si llegara a morir que sea con cuerdas de guitarra
recordado siempre como número primo
y en la muerte continuo e infinito, y ser feria
feria que es inecuación máxima.

Tantas mañanas de piso mojado
¡Cuántos hombres han sido valles de Azapa!
ellos mataron la feria – ahora les toca de nuevo
pero esta vez será diferente
¡tendría que ser diferente!
si llegara a morir quiero ser madre eterna.

Anuncios

Un comentario sobre “La nueva mañana (2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s