La Feria Huérfana II.

A veces un rayo de sol
se difracta justo en mi
poema, le arregla la semántica
que antes fuera herida subcutánea
ese rayo quita el olor a
mierda de los perros y cobra
vida de león enjaulado
frente a mí el poema vale más
más que cada forma de respiro
pero nadie ofrece nada solo gamba
y debo comer pues las palabras
me carcomen como a todos los poetas
que han estado malditos por
la oscuridad que es un poema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s