Sacrified Sons

– ¡Hazlo! – gritaron desde arriba – ¡Ahora!

El padre miró dubitativo en la colina, buscando entre las piedras a quién gritaba. Abajo yacía el bebé llorando, como pidiendo auxilio bajo el arrebol que lo quemaba. Desde arriba sonaba constante el eco de la palabra hazlo. ¡Tanto tiempo esperando ser padre! ¡Una oportunidad para redimirse de sus pecados, y ahora esto!

– Todos alaban a sus hijos sacrificados – gritaron desde arriba – ¡Hazlo!

Es verdad, pensó el padre. Todos alaban a sus hijos sacrificados. Decidido cogió un peñasco y lo levantó con innegable alevosía. Cerró los ojos vista al cielo y tomó un largo aliento de confianza. Todos alaban a sus hijos sacrificados. Con una imponente furia lanzó la piedra al cielo.

Fue justo en ese momento, bajo el hermoso arrebol que mecía al niño, cuando la voz se calló para siempre.

colina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s