La segunda noche

Ella relata cuentos de hadas
cuentos en que ni las hadas se han dignado a aparecer
se escapan por las hojas de roneo

alas fustigadas por la barbarie
y la culpa

Ella es la razón de mi sueño
incluso cuando no lo he pedido, ni gozado
ni cuando el sueño se ha vuelto orgásmico
ella sonríe como cuando no hay razón para hacerlo
yo sonrío por cortesía
lo haría incluso sin músculos que tiren mis labios

AQUÍ YO
esperando una llamada con un ringtone ultrasónico

yo en un espectro más profundo que el azul
vendiéndome

mirándome en lo que queda del espejo

en qué me he convertido

Me declama un nuevo cuento
la prosa destruida se adhiere sola
ella se despide en el segundo que entro al alfa
me desea un buen día y se levanta
quizás nunca más la vea
pero a estas alturas tampoco me veo a mí mismo

los mosquitos no dejan que duerma
es como si quisieran ser escuchados
una vez en el día, aunque sea solamente una
y una parte de mí quiere pensar que es ella
y hay tanto que vender al otro día

Llámame cuando los mosquitos se adueñen de tu sangre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s