Chile

Un cóndor vuela con sus alas rotas.

Se traduce el lenguaje en líneas de viento.

El cóndor emprende un camino que podría
no tener retorno o tenerlo fustigado

La velocidad quiebra el sonido en el llano
en una sucesión mustia de ecos de auxilio
que abren profunda la herida del ala.

Un volcán explota en diez ríos de lava
quemando de jardín en jardín de pasto en pasto
el condor cae comandado por sus propios ojos
las alas no son suyas y cuelgan de su cuerpo
la muerte lo espera como un altazor sin paracaídas.

Hay un lenguaje que se siente vulgar y destruido
derrotado por su puto propio adjetivo
que es lo caluroso proveniente de la sequía
en tierra hay un cementerio de huemules traicionados
muertos de sed con un mar que se sigue alejando
mientras el cóndor sigue cayendo sin saber dónde y
la tierra intenta sacudirse para esquivar lo inevitable
el cóndor ha caído en el que fue su propio hogar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s