Poema cuyo título desconozco.

La grandeza de un poema puede ser hostil
cuando la locura del poeta se descontrola y
las palabras rebotan en un bodrio mugriento
donde la infancia del niño escritor se forja
en un tiempo pasado muy pasado y olvidado.

/Podría ser un sueño mío.
donde se corrige una letra del poema
perdiéndose el aura que lo envuelve.

Solo la muerte del poeta puede liberar al poema
y el cadáver que queda es el niño inhóspito
sangrando por cada agujero del fusil previamente calibrado.

El poeta adereza su trastorno con palabras bonitas
y el poder de la oración lo protege de la vida
pero no de la muerte que lo acecha en la esquina.

El poeta es siempre traicionado por su poema
hasta que el próximo niño poeta lo lee
y el pan se vuelve la pluma y el vino el veneno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s